TRUMPISMO: Mirando al espectáculo de las campañas electorales estadounidenses desde la lejanía


imgres-1  

images-1

La decisión del partido republicano estadounidense de apoyar a la campaña del gran Pato Donald, (el extremismo de Trump) surge de una crisis en la maquinaria política de los Estados Unidos. Hubo el hecho de que los otros candidatos republicanos, como Jeb Bush (gobernador de la provincia de Florida) y Marco Rubio (un latino, uno de los exiliados cubanos quienes detestan a Cuba) ambos estaban demasiado a la izquierda de la candidata mas establecida demócrata, Hilary Clinton. Esta discrepancia resultaba mucho mas escandalosa que las oraciones histriónicas del billonario, Trump, a quien los republicanos llamaban un ”rodeo clown” un ”payaso del rancho”. Sin embargo, a Trump le promueven. En Jeb Bush, a pesar de ser de la dinastía corrupta de los Bush, responsables para la destrucción de Iraq, hay algunos puntos en la política de Jebadiah Bush cuales favorecen demasiado (para los gustos de la extrema derecha)a la inmigración latina. El apoya los movimientos nacionalistas en Puerto Rico, por ejemplo; y habla de perdonar la deuda puertorriqueña. También cree en asistencia médica para los pobres y los déscapacitados. Siendo que una parte de la comunidad latina apoyando Bush en la Florida incluyen a los exiliados cubanos, y a los venezolanos quienes les seguían en el peregrinaje miamiera, no cambia su posición política acerca del tema de los países latinoamericanos; pueda que un mandato de Jeb Bush integraría a los ”latinos estadounidenses” con el modo tradicional al estilo del Partido Demócrata, su contrincante: en vez de excluirles, asimilar a los inmigrantes dentro de la maquinaria conformista de los Estados Unidos: castigando al país de origen, y ayudando al inmigrante en el proyecto del amnesia y la gira hacia la derecha, fortaleciendo su posición como minoría en el gran concierto de minorías; promoviendo el estimulo de la ética de trabajo inmigrante para alcanzar el ”American dream.” Clinton ha sido una crítica de algunos cambios en la política externa de Obama durante su salida de la presidencia.

Parece que aunque Jeb Bush (hermano del odiado George II) sea  como fue Obama, otro neoliberal más; Clinton muestra toda voluntad de ser aún más neoliberal. Todos candidatos prometen continuar una política externa bélica. Donald Trump habla de deportar a 10 millones de personas, de fortalecer el muro y de romper la entera constitución estadounidense. Amenaza de aplicar las leyes xenófobas cuales ya existen en países del Norte de Europa: en Holanda y Dinamarca, ciudadanos holandeses o dinamarqueses pueden tener hijos ilegales, la ciudanía hecho una riqueza sólida y estática ya no se hereda así no mas por casorio ni por ser hijo nacido en la patria de una madre recientemente naturalizada.

El único candidato presidencial yanqui-estadounidense quién se atrevería a hacer cambios a la política de anti-inmigración en los estados unidos; de llegar a algún acuerdo terminando las hostilidades con Rusia; de cambiar la política externa hacia países latinoamericanas es Sanders. Muchos elementos anti-semitas en la derecha, tal como dentro la izquierda en los estados unidos, han salido a denunciar a Bernie. La derecha insiste en el ”complot” y mencionen la causa ”’anti-sionista” La izquierda hace el antisemitismo detrás de la mascara de lo políticamente correcto: sin llamarle un ”judío sucio” le llaman ”el candidato hombre y blanco” negando que existe como cualquier otra cosa, como si Hilary fuese mas interesante solo por ser mujer. Como un político socialista de orígenes judíos, Sanders es el más dispuesto de potencialmente enfrentar a la política israelí y al apoyo estadounidense a su mas financiada colonia del Estado de Israel. Eso bien sería Bernie Sanders, si ganaría–ojalá que gane, aunque es improbable que el sistema político estadounidense y demócrata lo permite. Sería el primer presidente judío y socialista y abiertamente no-cristiano, en un país donde el antisemitismo se ha quedado en un adormecer desde los años 1970, solo que recientemente el horror del antisemitismo tradicional de conservadores empieza lentamente su re-amanecer. También se nota que el izquierda en los países anglosajonas están enamorados mas que nada en perder. Perder es su teología; perder fue preferible en los años 20 para el izquierda alemán, es mas simpático y mas seguro porque desde una posición de no manejar poder político uno nunca tiene que temer la corrupción. En Inglaterra se ve que los mas grandes críticos de Jeremy Corbyn son de izquierda, ¿para que apoyaría la izquierda radical a un candidato radicalmente de izquierda? Allí se acabaría la adolescencia, el existir como los personajes jovenes y salvajemente ultra-moralistas de las obras mas cínicas de Dostoyevsky (un de mis favoritos escritores, entre mis 300 mas queridos escritores)
Las actuaciones histriónicas del ”payaso del rodeo”, el Pato Donald, sirven también para distraer de la existencia de una ruptura entre los demócratas: mas que Trump grite, mas simpática queda la neoliberal de Hilary, y menos se enfoque en los discursos y diferencias entre Sanders, Hilary y candidatos políticos republicanos.

Caritas de la Hílari 2015, medios mixtos

Caritas de la Hílari
2015, medios mixtos

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s